Horizonte 2020 es el programa de Unión Europa para promover subvenciones en investigación y la innovación entre el periodo del 2014 y el 2020. Proyecta abordar los principales retos de la sociedad, crear y mantener el liderazgo de Europa y reforzar la excelencia de la base científica. Para ello pone en común a todas las entidades implicadas en el proceso: empresas (grandes y pequeñas), centros de investigación, universidades y administraciones.

Una de las formas de financiamiento de estos proyectos es que la Comisión Europea va a movilizar 77.028 millones de euros para H2020 que se concentran en tres áreas: ciencia excelente, liderazgo industrial y retos sociales. El primero agrupa la cantidad de 24.441 millones de euros que irán destinados, básicamente, a desarrollar proyectos ligados a las universidades y centros de investigación. La gran novedad reside en los otros dos apartados que reservan 9.000 millones de euros (el 20% del total) exclusivamente para pymes. De estos, 3.000 millones serán destinados al conocido como Instrumento Pyme y los 6.000 restantes a proyectos de colaboración. España aspira a conseguir, al menos, el 8% de estos fondos, ya que coincide con su cuota de participación en los presupuestos europeos. Dentro del Instrumento Pyme, por primera vez se concederán ayudas que soportarán una intensidad de subvención de hasta el 70%.

Ahora bien la forma en que pueden participar es que cualquier entidad jurídica establecida en cualquier país de la UE puede optar a los fondos del H2020. Las pequeñas y medianas empresas pueden participar en subvenciones por sí solas (a través del Instrumento Pyme) o en consorcios con otras instituciones o compañías similares o más grandes. Deberán respetar las reglas de la CE, trabajar en equipo, asumir y compartir conocimientos con los socios europeos e invertir los recursos y el tiempo necesario para el correcto desarrollo del proyecto. Las pymes han de tener ya una trayectoria, ya que H2020 no va dirigido a nuevos emprendedores, sino a conseguir productos derivados de la I+D llevada a cabo en las empresas. Deberán querer crecer en Europa y tener un plan de negocio que abarque esta internacionalización. La CE pretende generar empleo y riqueza potenciando la tecnología que surge en las pymes.

Como principales características de Horizonte 2020 hay que destacar:

  • La tasa de financiación de las actividades está alrededor del 20%
  • La duración de los proyectos es de unos 3 años y el presupuesto mayor de 2 M € salvo excepciones.
  • El objetivo es que los beneficiarios puedan comenzar sus trabajos en una media de plazo de 8 meses a partir del cierre de las convocatorias.

 

En estas condiciones, no es de extrañar que H2020 tenga unas condiciones de financiación óptimas: por lo general el 100% de los costes directos para todo tipo de entidades y el 70% en el caso de empresas trabajando en las fases de innovación; como costes indirectos se considerarán el 25% de los costes directos.

Ahora, puede que surja esta interrogante: ¿Cómo sé si mi proyecto o idea son válidos? El ratio de éxito de participación ha aumentado en relación a los proyectos europeos anteriores. Si antes se escogía una de cuatro propuestas españolas, la cifra ha subido a una de 10. «A la Subvención Horizonte 2020 no se va a probar suerte, se va porque hay potencial», señala. Miranda recomienda a las pymes seguir la secuencia lógica de participación y empezar con proyectos regionales de I+D, seguir con nacionales para, finalmente, acabar en H2020. Si la empresa tiene claro este punto, puede consultar con CDTI o una de sus 50 entidades colaboradoras para que le guíen por el camino.

El tiempo para la preparación de un proyecto puede ser «muy complejo». Para asegurarse la selección hay que realizar un trabajo de más de un año de preparación. Sólo en la planificación de la propuesta, la empresa dedica de media «unos cuatro meses». Si la Unión Europea lo aprueba, llega la negociación del contrato y hasta la firma del acuerdo puede haber pasado «un año». La participación en H2020 requiere una inversión de Recursos Humanos y un «compromiso de colaboración» por parte de las empresas.

Una vez se haya decidido si se la empresa optará a un proyecto individual o colectivo, la pyme tiene que tener claro cómo presentar su idea. El Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) ha organizado en los últimos meses diferentes reuniones en todas las comunidades autónomas para explicar a las compañías en qué consiste el H2020. En estas jornadas, conocidas como Infodays, la institución también presta asesoramiento personalizada a todas las empresas que así lo requieran para que los propios directivos conozcan si poseen una idea capaz de atraer estos fondos.

Para que su proyecto tenga valides y esté preparado cada pyme debe tener claro que ha de presentar un proyecto realista y que tenga viabilidad. Para ello, el CDTI ofrece apoyo y asesoramiento gratuito a todas las empresas que necesiten ayuda para saber cómo optar a los fondos de H2020. En este nuevo programa marco las propuestas deben presentarse respondiendo a las convocatorias de propuestas que la UE irá lanzando en el período 2014-2020 a través del Portal del Participante de la CE.

Para el caso de las empresas que opten al Instrumento Pyme, pasarán por tres fases. Una vez pasada la selección de proyectos, en la primera etapa las pymes tendrán seis meses para desarrollar un plan concreto para su idea. Es decir, tendrán que crear un plan de negocio, un estudio de mercado y testar la viabilidad técnico-económica de la idea. En esta fase la compañía será subvencionada con 50.000 euros. Las estimaciones de los expertos sitúan en un 10% la tasa de compañías que conseguirán superar esta prueba de fuego. Las que sí lo logren, pasarán a una fase dos, donde la empresa podrá materializar su idea y convertir la I+D en un producto tangible y comercial. En esta etapa las compañías recibirán entre 500.000 euros y 2,5 millones de euros, con una intensidad de subvención que se sitúa en el 70%, la más alta registrada hasta el momento. Este período podría durar hasta 24 meses tras los cuales entrarían en una fase tres, en la que la CE ayuda a las empresas a encontrar inversores y financiación.

EASME es la agencia encargada de gestionar las evaluaciones de los proyectos presentados y seleccionar al panel de evaluadores, que lo compondrán expertos independientes que ponen notas a las propuestas atendiendo a diferentes criterios, como el impacto, la innovación y la implementación de la idea. Sobre una nota máxima de 15 puntos, solo los proyectos que obtengan una nota de 13 podrán acceder a la primera fase de subvención ya que la CE se ha puesto como meta apoyar solo a la excelencia europea.